La Transformación Digital como proceso estratégico de adaptación de los negocios al nuevo entorno económico y especialmente al comportamiento del llamado cliente digital y sus expectativas, y su hermana menor, la Industria 4.0, que está más orientada a la utilización optima de las nuevas tecnologías y materiales en los procesos industriales y la creación de nuevos productos, se puede estructurar en las siguientes 5 grandes dimensiones:

  • La relación con el cliente como enfoque principal del negocio
  • La generación de nuevos productos inteligentes y/o conectables y la disposición de servicios de valor añadido
  • La optimización y flexibilización de todos los procesos, tanto los industriales como los administrativos o con terceros
  • La captura y análisis de datos e información para la toma de decisiones
  • El liderazgo, la organización y las personas

La transición digital no la hacen las maquinas, sino las personas. Personas que tienen que ser preparadas para ello, motivadas y comprometidas.

Sin liderazgo y sin la implicación apropiada de las personas, el proceso no llega a buen puerto. El primer paso crucial en este camino es el compromiso firme de la dirección, tiene que ser un compromiso de verdad y no solamente de palabra. Después, vienen los mandos intermedios. Y es a partir de ahí donde empieza a involucrarse al resto del equipo. Conviene una buena divulgación de los planes de la empresa para quitar miedos y preocupaciones.

Según el puesto de responsabilidad y características del trabajo, se van a necesitar nuevas habilidades y nuevos competencias. El marco de las competencias digitales que se ha definido a nivel europeo sirve para una primera orientación.

La información y formación inicial serán igual de importantes que la formación continua para hacer frente a los nuevos retos y entornos laborales. Para la formación inicial se ofrecen cursos específicos sobre ciertas tecnologías hasta programas que cubren el proceso entero de la transformación digital. Los planes de formación tienen un peso especial en la gestión de los recursos humanos; hay que atraer, desarrollar y mantener el talento.

Adicionalmente la adquisición de conocimientos específicos debe de ser acompañada y completada por el intercambio de experiencias concretas – ¿quién ha hecho qué y con qué resultado?

Las dos jornadas del #OTDChallenge2021 ofrecen la oportunidad de escuchar de primera mano la experiencia de 50 empresas e informarse sobre la oferta de proveedores de servicios tecnológicos. Esta dirigido igualmente al nivel directivo de las empresas como a los profesionales del sector; el talento digital no tiene limitaciones, es fundamental para el futuro de muchas empresas y negocios.

Helmut K. Hampp

Coach de la Mesa TICs de Fundación Industrial Navarra