El Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Navarra celebró en CIVICAN la jornada de cierre de la primera edición del Programa de Mentoring iniciado el pasado mes de mayo y que ha contado con la colaboración de Fundación Caja Navarra.

Se puso fin así a un proyecto piloto en el que cada uno de los diez mentees que ha participado ha estado dirigido durante estos meses por un mentor con una larga experiencia en su sector. A través de este proceso de acompañamiento, se ha cumplido satisfactoriamente con el objetivo de fomentar el desarrollo personal y profesional de los jóvenes ingenieros que han participado en esta primera edición del proyecto. Así lo indican las valoraciones realizadas por mentores y mentorizados durante la jornada de cierre del programa.

El encuentro también sirvió para reconocer a cada una de las parejas y se entregó un obsequio a los miembros de la Comisión de Mentoring y a los mentores en agradecimiento a su trabajo y dedicación. Esta primera edición del programa estaba dirigida a jóvenes colegiados de entre 22 y 30 años y, tras evaluar su éxito, se estudiará la organización de un segundo programa con más parejas participantes.

La tarde finalizó con un debate entre los asistentes en el que compartieron sus experiencias durante estos meses y en el que coincidieron en el crecimiento personal y profesional que han logrado con la experiencia.

Miembros de las entidades organizadoras del Programa y de la Comisión de Mentoring del COIINA

UN PROYECTO QUE HA PODIDO «SALTAR» A LA PANDEMIA

La pandemia alteró los planes del programa, pero no lo dinamitó. Muestra de ello es que prácticamente la totalidad de las parejas han podido reunirse en torno a las 6-8 ocasiones durante estos meses. “Las nuevas tecnologías nos han permitido seguir adelante. Gracias a ellas, hemos podido mantenernos en contacto en los meses más duros de la pandemia” destacaba uno de los mentores participantes.

Los participantes, en su gran mayoría, destacaban la predisposición de todas las partes para llevar a buen puerto la iniciativa. Es más, a pesar de que el programa estaba orientado a los mentees, casi todos los mentores destacaban que ellos mismos también habían aprendido de la experiencia, tanto en el plano profesional como en el personal.

Se pone así fin a esta primera edición del Programa de Mentoring del COIINA. Este deja un gran sabor de boca en todas las partes y por parte del Colegio la decisión de seguir apostando por esta iniciativa durante el próximo año.