Turno para Javier Vidorreta, el «alma» de Vidorreta Design, una empresa joven pero que ya cuenta con un bagaje y trayectoria digna de mención. En tan solo unos años, han conseguido hacerse con un espacio de relevancia dentro de su sector. Hoy son ello los que nos abren las puertas de su casa.

Javier, tenemos entendido que esta empresa es bastante joven, ¿pero cómo es su nacimiento?

Vidorreta Design surge en el año 2015 como una aventura freelance, un emprendimiento de “garaje”. En realidad, fue en el 2012 cuando las raíces del emprendimiento comenzaron a surgir, al ser seleccionado en la Beca Emprendedor Moderna II de CEIN a la vez que estudiaba mi último año de Ingeniería en la UPNA en el Campus de Tudela. Un proyecto sobre reciclaje de bicicletas, que, aunque “fracasó” me permitió aprender que el aprendizaje era mi camino.

¿Qué ofrece la empresa?

Somos el estudio de Diseño de Producto y Marca, en el que ayudamos a nuestros clientes a Innovar, encargándonos de todos los procesos necesarios para el lanzamiento de nuevos productos al mercado. Para hacer esto posible, combinamos Arte + Ingeniería + Investigación + Diseño. Una de las premisas que nos define es que “Ingeniería sin arte es calcular y arte sin ingeniería es soñar”. Hemos lanzado nuestros propios desarrollos también, algunos de los cuales se han convertido en otras nuevas empresas. Podemos decir que formamos un pequeño Ecosistema de Innovación en sí mismo.

Javier en la sede de la compañía en Arre

Si tuvieras que describir la empresa, en una palabra, ¿cuál sería?

Disrupción. Porque esta es la manera en la que nos enfrentamos a cada proyecto, con una visión creativa que nos permita cuestionarnos todos los por qué para buscar nuevas soluciones enriquecidas, de mayor valor añadido, mejor experiencia de usuario, diferenciación… En definitiva, ayudando al cliente a garantizar un éxito mayor del nuevo producto o la nueva marca en el mercado.

¿Cómo se fomenta una cultura de la innovación en los equipos? ¿Qué implicación tiene esto en una empresa eminentemente innovadora como la vuestra?

Somos una empresa que nos dedicamos de manera integral a eso. Toda nuestra razón de ser es innovar. Con cada proceso de trabajo estamos potenciando nuevas miradas, aplicando nuevas técnicas, usando metodologías y potenciando un pensamiento crítico-disruptivo que cuestione lo que hay establecido para buscar nuevos caminos que nos permitan hacerlo diferente.

Innovar está en nuestro ADN y además de fomentarlo en nuestra organización, siendo algo bastante innato, es nuestra razón de ser y nos sale sólo, tratamos de transmitirlo e impregnarlo en todos nuestros clientes y colaboradores, de manera que los planteamientos que realizamos calen y no se conviertan en procesos convencionales, tratando de ir siempre más allá.

«Ingeniería sin arte es calcular y arte sin ingeniería es soñar».

Javier Vidorreta

Hablemos un poco de vuestro sector, ¿en qué estado se encuentra?

Si hablamos de generalidades, el diseño de producto es una actividad con poca trayectoria histórica en la industria nacional. No fuimos un país que viviera en primera persona la revolución industrial a la vez que, en el resto de Europa, y eso ha provocado que nuestro reducido tejido industrial (en comparación con otros países) sea más manufacturero que diseñador. Esto por fortuna está cambiando mucho en los últimos años, empresas como Apple han ayudado a crear conciencia del valor de diseñar pensando en las personas e innovar continuamente. Un cliché pero que ayuda a ejemplificar muy bien este cambio de paradigma. Por ello diría que las perspectivas son muy buenas, ya que sólo podemos ir a mejor y crecer, la labor del diseñador es cada vez más importante en un mundo tan globalizado y competitivo donde las marcas luchan por seducir. Nuestra labor comercial como diseñadores consiste en gran medida “solamente” en la divulgación del valor real que podemos aportar a las empresas (muchas veces desconocida) ayudándoles a mejorar su cuenta de explotación a través de la creación de mejores productos, diferenciados, innovadores y sostenibles, que realmente aporten el máximo valor a los usuarios que los consumen y refuercen la imagen de la marca.

Desde 2015 seguro que os ha dado tiempo ha obtener algún logro como organización, ¿cuál destacarías?

En estos 6 años, hemos ayudado a lanzar más de 50 nuevos productos desde la idea en el papel, pasando por el diseño y la ingeniería hasta que se han industrializado, 20 nuevas marcas y una gran cantidad de recursos corporativos (webs, packaging, catálogos…). Se me hace muy difícil destacar un logro sólo, porque cada proyecto lo es, ya que todos son retos y experiencias muy apasionantes de los que hemos aprendido y compartido el proceso, con gente maravillosa. Pero si hay una colaboración de la que me siento especialmente orgulloso, es el de trabajar con el fabricante de bicicletas de Navarra, Conor, por mi pasión por las bicicletas en mi “anterior vida” como ciclista casi-profesional. El haber podido acompañarles en los últimos años en la creación de más de 300 nuevos modelos de bicicletas, es un lujo personal del que estoy muy agradecido. Además, en el ámbito de la salud, sabiendo el impacto positivo que estos productos tienen de manera directa en la vida de las personas, los más de 12 dispositivos médicos que hemos acompañado a lanzar, son una gran satisfacción profesional y personal.

Javier Vidorreta como CEO intenta transmitir a su equipo…

Que soy uno más como ellos. Ser uno más y el primero que se remanga para hacer lo que toque. Pasión por lo que hacemos, que ayude a inspirar a los demás para dar lo mejor de cada uno en cada proyecto y ayudarnos unos a otros en cada tarea.

En el fondo nuestra cultura corporativa consiste en que las personas estén a gusto en la empresa, sintiéndose realizados con los proyectos y creando un entorno agradable al que te apetece venir a trabajar. Consiguiendo eso, todo lo demás viene solo.

¿Y dónde ves a Vidorreta Design en 10 ó 15 años?

En estos momentos, estamos apostando fuerte en la creación de algunas marcas propias, con productos propios que pronto verán la luz. Queremos potenciar esta manera de estar continuamente emprendiendo e innovando, lanzando nuevos productos que aporten valor real a las personas y que tengan una mirada responsable con el planeta, promoviendo un consumo y crecimiento sostenible y socialmente amable.

En 10 años nos veo como un grupo empresarial con varias marcas de referencia dentro de nuestro porfolio que destaquen por su visión innovadora, disruptiva y sostenible que pongan a Navarra en el centro del diseño y la creatividad.

Para Vidorreta Design ser parte de la Fundación supone…

Un punto de encuentro con otros agentes de la industria, los más relevantes de la comunidad, donde podemos intercambiar experiencias y conocimientos para aprender y crecer los unos con los otros.

CONOCE LOS RETOS Y NUEVOS PROYECTOS DE VIDORRETA DESIGN