Podríamos decir que Beesy es una empresa «pequeñita» pero con un «gran corazón». Al mando de su equipo está Juan Carlos, un profesional con amplia experiencia que ayuda a las empresas a definir y desarrollar sus estrategias de negocio. Conocemos un poco mejor el día a día de su organización gracias a sus palabras.

¿Cómo surge BEESY?

Beesy nace en junio de 2013. Tras 24 años como responsable de tecnología de diferente compañías y miembro de sus equipos directivos, decidí que era el momento de compartir mi experiencia y de aportar a las empresas estrategia, poniendo el foco en su implantación, en su adaptación organizativa y en la generación de nuevos negocios innovadores.

¿A qué os dedicáis?

Ofrecemos servicios de generación e implementación estratégica empresarial, adopción de la agilidad en equipos y procesos y la generación y desarrollo de nuevos modelos de negocio.

¿Cuál podrías decir que es el ADN de la organización?

En nuestro caso lo tenemos claro, y así nacemos, con la misión de transmitir a nuestros clientes la innovación y, de su multidimensión elegimos la innovación en eficiencia, la innovación en sostenibilidad y la innovación transformadora.

Juan Carlos junto a Carlos, director de Proyectos de Beesy en las instalaciones de la empresa
¿Cuáles fueron los principales retos durante los primeros años?

Al contrario de otras empresas, nuestro reto no fue conseguir los primeros clientes, sino, que nuestros primeros clientes confiaran en nosotros para que fuésemos uno más en sus equipos de desarrollo de proyectos e innovación.

Tenemos claro que nuestra misión es transmitir a nuestros clientes la innovación y, de su multidimensión elegimos la innovación en eficiencia, la innovación en sostenibilidad y la innovación transformadora.

Juan Carlos Recio

Tras estos ocho años de recorrido, ¿qué proyectos o hitos destacarías de la organización?

Trabajar con nuestros primeros clientes a nivel nacional como fue el caso de Thomson Reuters, o ser elegidos asistencia en la gestión de un proyecto de una envergadura poco habitual, como fue el diseño del plan de movilidad de la comarca de Pamplona, con 18 ayuntamientos, gobierno de navarra, 4 subcontratas, un auténtico reto. Con la Fundación también hemos tenido retos exigentes como nuestra actuación en dos programas de desarrollo de perfiles estratégicos en los que teníamos actuaciones en paralelo con 10 empresas asociadas en cada uno de los programas.

Y si hablamos de presente y futuro, ¿cuáles son los retos estratégicos que sustentan vuestro plan actual?

Hemos dado el paso de, a través de proyectos innovadores y transformadores la creación de spin-off.

Como CEO, ¿qué actitudes personales aportas a la organización?

Mi labor es aportar la estrategia, para ello es necesario ser un auténtico vigilante tecnológico y de tendencias y, a partir de ahí, mi labor es ayudar; ayudar a mis compañeros a que su labor sea lo más fácil posible en la ejecución. 

Su tuvieras que definir en una sola palabra qué significa Beesy para ti y tu equipo, ¿cuál escogerías?

“Proyectos innovadores”, son dos palabras sí, pero no podemos disociarlas, es a lo que nos dedicamos y lo que aportamos a nuestros compañeros de viaje. 

Lleváis años compartiendo vuestro conocimiento dentro de la Fundación. ¿Qué supone para vosotros?

La palabra que define la relación con la comunidad es compartir y, eso supone compartir experiencia, problemas y soluciones.

CONOCE LOS RETOS Y NUEVOS PROYECTOS DE BEESY