El proyecto sobre “Mejora de la eficiencia en sistemas de refrigeración con fluidos naturales” del ingeniero industrial y colegiado del COIINA, Álvaro Casi, ha sido seleccionado como ganador de la XXIII Edición de las Ayudas a la Innovación Fundación Fuentes Dutor. Durante el próximo año, el proyecto recibirá una dotación de 20.000€ que le permitirán su desarrollo.

El tribunal, compuesto por ingenieros industriales, ha seleccionado este proyecto que pretende desarrollar un sistema de subenfriamiento basado en el efecto Peltier para mejorar la eficiencia de ciclos de compresión de vapor que utilizan fluidos naturales.

Fue seleccionado por centrarse y abordad un tema de gran actualidad: la protección del medio ambiente. El resultado es además aplicable, no solo en Navarra, sino a nivel mundial ya que puede realizarse en gran parte de las empresas industriales.

El tribunal ha destacado el alto nivel de las propuestas recibidas, lo que ha hecho de la deliberación una tarea compleja y crítica. Proyectos de gran interés como:

  • Integración de un monitor de calidad de aire con sistemas HVAC y BMS para asegurar la salubridad y reducir el riesgo de contagio de virus en espacios interiores
  • Control robusto de aerogeneradores basado en sensores Lidar
  • Transformar los lugares para vivir y trabajar
  • Identificación de cargas, estado y parámetros en aerogeneradores
  • Desarrollo de un prototipo de inversor trifásico basado en una innovadora modulación de eliminación selectiva de armónicos (SHE) con respuesta dinámica significativa mejorada
  • Desarrollo de una metodología de cálculo mediante elementos finitos de explosiones y aplicación a un armario eléctrico real

El Colegio de Ingenieros Industriales de Navarra quiere seguir apostando por este tipo de iniciativas y por esta razón ofrecerá en el mes de septiembre a todos los ganadores, independientemente de la edición que sean, una formación y asesoramiento particular sobre Propiedad Industrial gracias al convenio firmado con SILEX IP.

Que el tribunal considere que mi proyecto es el merecedor de la ayuda aporta mucha motivación para seguir trabajando con él. Además, este tipo de ayudas permiten relanzar tanto las carreras de jóvenes investigadores como ideas o proyectos innovadores.

Álvaro Casi, ganador de la XXIII edición de las Ayudas a la Innovación Fuentes Dutor