El vicepresidente de la Fundación Industrial Navarra y del Colegio de Ingenieros Industriales (COIINA) reflexiona sobre los puntos de encuentro en materia económica que los líderes de los partidos políticos mostraron en un reciente encuentro celebrado en su sede y les anima a trabajar conjuntamente por el desarrollo de Navarra en la próxima legislatura.

El título de esta reflexión puede sonar a utopía, pero por intentarlo que no quede. El pasado 8 de mayo, en la sede del Colegio de Ingenieros Industriales se mantuvo un “Encuentro electoral”. Fue organizado por la Fundación Industrial Navarra que agrupa a 128 de las principales empresas de nuestra comunidad y más de 1.000 ingenieros industriales.

Asistieron a la cita los líderes de los 6 partidos políticos que el 26 de mayo alcanzaron representación parlamentaria. Tres fueron los objetivos:

  • Que los candidatos expusieran sus propuestas para Navarra sobre cuestiones económicas, desarrollo industrial, energía e infraestructuras;
  • Que en un ambiente relajado se escuchasen entre ellos; y, por último,
  • Que conocieran las propuestas de los directivos e ingenieros asistentes. Para que las palabras no se las llevara el viento, nuestros políticos aceptaron que el encuentro fuese grabado. Puede ver el vídeo del encuentro aquí:

Durante este encuentro, como es lógico, hubo importantes diferencias. Sin embargo, también, fueron varios los temas en los que el consenso prevaleció. Asuntos relevantes para el desarrollo de Navarra. Por eso, merece la pena resaltarlos para animar a los actores principales de la nueva legislatura que se estrena el 19 de junio, más allá del gobierno que se conforme, a que trabajen conjuntamente.

Así, Javier Esparza (NA +), María Chivite (PSN), Manu Ayerdi (Geroa Bai), Bakartxo Ruiz (EH Bildu), Eduardo Santos (Podemos) y Marisa de Simón (Izquierda-Ezkerra) compartieron grosso modo sus tesis sobre el necesario impulso a la I+D+i, la empresa social, la agilización de los trámites administrativos y la transición digital.

A propósito de la I + D + I, se coincidió en que hay que potenciar la colaboración público privada, con protagonismo de nuestras universidades, centros de investigación y organizaciones como la Fundación Industrial de Navarra, AIN,CEN, etc. Algunos incluso se animaron a dar cifras concretas, como dedicar entre el 2,5 y el 3% del presupuesto a I+D+I.

También se valoró favorecer decididamente el desarrollo de las empresas que apuestan por una participación inclusiva de sus trabajadores en los beneficios, en la estrategia e, incluso, en el capital social.

Otra preocupación del tejido productivo es la agilización de los trámites administrativos para la implantación de cualquier actividad económica. Ahí hubo igualmente consenso generalizado en que los actuales procesos burocráticos son muy mejorables. La Administración no puede estar para poner pegas sino para ayudar a los que quieran emprender. Parlamento foral y Gobierno de Navarra, colegios profesionales y organizaciones profesionales debemos trabajar codo con codo para lograr que la Comunidad foral sea un referente en este capítulo.

Foto del encuentro electoral celebrado el pasado mes de mayo

DEBER COMPARTIDO

La transición digital e Industria 4.0 ya no es una opción para las empresas, sino una obligación. Las instituciones deben respaldar a las compañías en esta nueva era digital. Por ejemplo, resulta fundamental fomentar perfiles profesionales orientados a cubrir este tipo de puestos de trabajo y, especialmente, promover la incorporación de la mujer a este sector donde todavía tiene poca presencia.

Desde el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Navarra, que gestiona en nuestra comunidad la Oficina de Transformación Digital por encargo del Ministerio de Economía y Empresa, apostamos firmemente por avanzar en la transformación desde la estrategia.

Tan importante es la ventaja competitiva para aquellas empresas que se adelanten, que solicitamos encarecidamente al próximo Gobierno de Navarra que cree una Dirección General de Transformación Digital y la dote de los recursos necesarios para impulsar la automatización de las empresas. Si nuestro tejido productivo no se adapta al nuevo contexto 4.0 está abocado a su debilitamiento con la consiguiente pérdida de miles de empleos.

He querido destacar en este artículo las coincidencias, ya que, lamentablemente, no hubo consenso en política Industrial, ni en el Tren de Alta Velocidad, ni otros importantes temas en los que existen diferencias conceptuales mayores. Nos quedamos con la parte positiva. Los puntos de encuentro fueron más de los esperados y eso nos hace ser optimistas porque si juntos trabajamos, Navarra será mucho mejor.

Además, todos ellos coincidieron en que se puede y se debe contar con la sociedad para desarrollar todo lo anterior. Desde el Colegio de Ingenieros Industriales y desde la Fundación Industrial Navarra contarán con nuestra desinteresada e ilusionada colaboración profesional. Trabajemos todos a una por el desarrollo y bienestar de Navarra. Es nuestra obligación.

Michel Iturralde Goñi
Vicepresidente de la Fundación Industrial Navarra
Vicedecano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Navarra