La Fundación Industrial Navarra celebró ayer una jornada que, bajo el título “Innovación, Cooperación y Financiación de proyectos”, constituye una de las primeras actividades organizadas por la entidad.

Según explicó  el presidente del Patronato de la Fundación, Miguel Iriberri, se trata de una  Fundación creada por el Colegio de Ingenieros Industriales y la Asociación de Ingenieros Industriales de Navarra. “Tiene como objetivos fomentar el progreso técnico y económico de Navarra, impulsar el desarrollo industrial de nuestra Comunidad, promover y favorecer los contactos y relaciones entre las empresas, entre sí y con los ingenieros”.

La Fundación está formada por 800 ingenieros industriales y, hasta el momento, 25 empresas con sede en Navarra. “Esperamos poder alcanzar los objetivos de la Fundación trabajando conjuntamente las empresas, los ingenieros y las personas físicas asociadas”, señaló el presidente del Patronato.

“Se trata de un proyecto diferente e innovador que busca la relación entre ingenieros y empresas, dando un gran protagonismo a las empresas, que definen sus necesidades, posibilidades de colaboración, diagnóstico de problemas comunes, relaciones, etc.”, manifestó Miguel Iriberri.

El presidente del Patronato añadió que no quieren ni ganar ni perder dinero, pero tienen muy claro “que no deseamos recibir subvenciones para poder ser libres e independientes de Gobiernos, política y Administración pública. Tenemos claro que todos los socios de la Fundación deben obtener un beneficio profesional o empresarial por pertenecer a ella. Si los profesionales y las empresas de la Fundación se favorecen, la consecuencia directa será el desarrollo del tejido industrial y empresarial navarro”.

Desde la Fundación, se indica que la industrialización de una región es directamente proporcional a su bienestar económico y que la innovación y el trabajo son factores claves en el éxito empresarial.

“Entendemos innovación como el medio del que deben valerse las empresas para obtener beneficios.  Si como consecuencia de la innovación emprendida por la empresa no se obtiene beneficio, estamos ante otra actividad, que puede ser investigación pero no innovación”, concluyó Miguel Iriberri.

José María Zabala, director general de Zabala Innovation Consulting, aseveró que la innovación no es un gasto, sino supervivencia. “El que no innova muere”, indicó y añadió que quien innova “aguanta mejor la crisis. Los países que menos han invertido en innovación tienen  más paro. En cambio, los ricos son ricos porque innovan”.

A su juicio, innovar no es igual que investigar, ni alta tecnología. “Una empresa vale lo que vale su innovación”, manifestó.

Como ejemplo de innovación y de colaboración, otro aspecto que consideró crucial, señaló el caso de Viscofán: “Empresa que comenzó con 20 trabajadores y que cuenta ya con más de 5.000”. También citó a M. Torres, Virto, Vega Mayor o Florette.

Por su parte, Erik Zabala, director de Área Nacional de Zabala Innovation Consulting, se refirió a la financiación de proyectos a nivel nacional e internacional, destacando la importancia de las ayudas para gestionar y por las oportunidades que ofrecen a las empresas a en el ámbito español y europeo.

En cuanto a las ayudas nacionales, destacó las de la CDTI, una de las principales dedicada al apoyo a empresas con proyectos de I+D; las MINECO, que disponen de varias líneas, entre ellas las referentes a retos de colaboración, contratos tecnológicos  y universidades, etc. El Ministerio de Industria  cuenta con las ayudas MINETUR, para reinversión industrial.

Respecto a las ayudas europeas, de las que destacó que son las únicas que no han sufrido recortes, sino todo lo contrario, subrayó las Horizonte 2020, las del Banco Europeo de Inversiones,  entre otras.

Para optar a las ayudas se requiere tener un proyecto de I+D y buscar la convocatoria que mejor encaje con el proyecto. “Lo importante no es la ayuda, que es un incentivo, sino el éxito técnico del proyecto, el nuevo producto”, indicó Erik Zabala.

Sobre las ayudas del Gobierno de Navarra, Guillermo Bea, técnico del Servicio de Innovación y Trasferencia del Conocimiento del Gobierno de Navarra, indicó que en los dos últimos años y debido a la crisis ha habido pocas ayudas, pero la tendencia va a cambiar para el año que viene. En este sentido adelantó que a finales de este año saldrán nuevas ayudas de aplicación en 2015 que están en proceso de elaboración. Se trata de ayudas a proyectos de I+D, con cambios sobre la anterior convocatoria. Además, están las ayudas llamadas de “tecnólogos” para la contratación de personas para tareas de I+D, con un tope de 15.000 por persona; los Bonos SIC, con el que se pretende que las empresas tengan asesoramiento para ir mejor y puedan pagar a una consultora que les ayude a presentar buenos proyectos a las ayudas nacionales o europeas. También habló de los Bonos TEC.

Finalmente, el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza disertó sobre su experiencia de innovación, a la que tuvo que llegar para diferenciarse de la competencia.  “En este sector, como no hay una patente, lo que innovan lo copian y hay que seguir innovando para seguir en puestos punteros”.

El toreo, indicó es muy tradicional, “pero mi innovación la hago sin salirme del clasicismo. Para el público tradicional y el nuevo”. Concretó la innovación sacarle el mayor rendimiento posible al caballo con la menor presión. “Estaba más de moda el toreo a pie, así que tuve que marcar el ritmo de los pases, las secuencias, los terrenos, fundir el espectáculo, adaptarlo a los tiempos modernos, eliminar la violencia sobre el caballo (espuelas, bocados…)”.

El rejoneador estellés añadió que en Navarra, innovar en el mundo de toro supuso “romper una barrera, porque siempre iba marcado en un alto porcentaje por herencia y porque aquí no había una escuela donde aprender, así  que tuve que ser autodidacta. Justamente había vídeos  en los que veía el producto final, pero no cómo se hace, así que por eso era más original”.

Otra de las dificultades con las que se encontró es que tenía que comprar los caballos fuera, especialmente en Portugal, cuna del rejoneo. “Pero monté aquí mi laboratorio de pruebas y hoy la mayoría de los caballos nacen ya en Navarra”, concluyó.

Vídeo de la Jornada:

FacebookTwitterLinkedIn