Los galardonados contaron con el respaldo y la presencia de Miguel Iriberri, presidente del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Navarra y del Consejo General de Colegios de Ingenieros Industriales de España, así como de Elena Alemán, gerente de la Fundación Industrial Navarra y del Colegio de Ingenieros Industriales de Navarra.


La navarra Ana Monreal, de 35 años y cofundadora de las empresas IAR, Smart Lean Solution y Bambrai, y la empresa de tecnologías avanzadas das-Nano, con sede en Tajonar, recibieron el galar­dón a Mejor Ingeniero Industrial del Año y el Premio Nortempo a la Empresa Más Innovadora respectivamente, dentro de los Premios Nacionales de Ingeniería Industrial 2019 que se entregaron este jueves por la noche en el Museo del Ferrocarril de Madrid.

Tanto Ana Monreal como Eduardo Azanza, CEO y confundador de das-Nano, son miembros del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Navarra (COIINA) y de la Fundación Industrial de Navarra. De hecho, fue el propio COIINA el que presentó sus candidaturas al Consejo General de Colegios Industriales de España (CGCOII), entidad que impulsa estos galardones nacionales.

Ana Monreal recibió el premio de manos de la secretaria de Estado de Universidades de Investiga­ción, Desarrollo e Innovación, Ángeles María Heras. En su intervención, Monreal apostó “por la necesidad de incentivar a las mujeres jóvenes a estudiar carreras de ciencias e ingenierías”. Y Heras puso en valor el papel de Monreal, señalando que “ha tenido la valentía, el coraje, la capacidad y el tiempo necesarios para emprender y fundar cuatro empresas”.

En el acto, el presidente del CGCOII y del COIINA, Miguel Iriberri, remarcó el gran servicio que este colectivo desarrolla para la sociedad: “La huella de nuestro trabajo se transfiere, sin duda, a mu­chos aspectos de la vida cotidiana de las personas, ya que los ingenieros industriales somos profesio­nales generalistas y multidisciplinares”.

Además, destacó que los ingenieros industriales asumen con “profesionalidad, ingenio e imagina­ción” los cambios que las organizaciones necesitan “en función del avance de los tiempos”. Y alabó cómo el galardón recibido por Monreal distingue “el carácter emprendedor de esta joven ingeniera, que es cofundadora de cuatro empresas líderes en tecnología industrial”.

Iriberri añadió que al compaginar “su actividad profesional con actividades centradas en la divulga­ción de la ingeniería, impartiendo numerosas charlas y conferencias científicas, Monreal contribuye a inspirar y a capacitar a la próxima generación de mujeres líderes en ciencia y tecnología”.

Ana Monreal, recibe el premio «Ingeniero Industrial del año» de manos de Ángeles María Heras, secretaria de Estado de Universidades.

DAS-NANO, EMPRESA INNOVADORA


Por su parte, das-Nano, empresa con sede en Tajonar, fue galardonada con el Premio Nortempo a la Empresa Más Innovadora por lo avanzado de sus productos y el uso de tecnologías vanguardistas como la inteligencia artificial basada en redes neuronales y las ondas de Terahercio para abordar so­luciones a problemáticas.

La tecnología desarrollada por das-Nano ha supuesto una revolución en las tres líneas de negocio en las que opera. Es el caso de ‘das-Face’, un dispositivo de reconocimiento facial masivo sin posado utilizado, entre otros, en aeropuertos o recintos deportivos con fines antiterroristas; o ‘Pompaelo +’, una herramienta que permite determinar con rapidez, precisión y fiabilidad la autenticidad de los bi­lletes sin contacto y sin dañarlos.

Eduardo Azanza, CEO y do-fundador de das-Nano en un momento de su intervención.

Eduardo Azanza, CEO de das-Nano, resaltó que la empresa se ha preocupado por integrar en su equi­po “a los mejores profesionales, entre ellos a muchos ingenieros”. Azanza recogió el ga­lardón de manos de Eduardo Adán, director comercial de Nortempo, una de las firmas que patrocinó la entrega de premios.

Das-Nano es un ejemplo de apuesta por la innovación y desarrollo de nuevas tecnologías. Su afán por encontrar soluciones innovadoras a los problemas reales de las empresas no solo beneficia al teji­do industrial, sino que también contribuye al desarrollo de la sociedad”, afirmó Iriberri.

JURADO


El jurado encargado de fallar estos reconocimientos estuvo conformado por profesionales de recono­cido prestigio en el ámbito de la ingeniería industrial, entre los que se encontraban el propio Miguel Iriberri; Enrique Amezua, presidente de la Conferencia de Directores de las Escuelas de Ingenieros Industriales; Manuel Torres, fundador de MTorres; Oriol Sala, presidente de la Caja de Ingenieros; Rafael Domínguez, fundador de Mayoral, Salvador Cruz, presidente de AEIPRO; y Timoteo de la Fuente, presidente de ASIINDUS.